#unoo10toques Los 7 de bronce

por | 8:09:00
Este blog nació, entre otras cosas, tras la entrega del Balón de Oro en 2007 a Fabio Cannavaro. El bravo defensa italiano rompía la hegemonía de delanteros y centrocampistas de corte ofensivo (con alguna que otra excepción) añadiendo un interesante debate por aquel entonces sobre el peso específico en el juego de jugadores, así a groso modo, destinados a frenar y 'destruir' más que a marcar un ritmo o generar juego de donde otros no lo ven.
Unos meses más tarde fue Kaká, tras una brillante, quizás la última, temporada en Milán quien recuperó el patrón habitual en cuanto al perfil del galardonado. Cristiano Ronaldo y Leo Messi le siguieron como balones de plata y bronce respectivamente. Algo podíamos intuir.

Y después llegó uno de los fenómenos de rivalidad más grande, si no el que más, que hemos podido vivir en la historia del fútbol: Leo Messi y Cristiano Ronaldo. Ambos han regalado un duelo en donde goles, aportación determinante en los éxitos de sus equipos y títulos han copado los últimos 9 Balones de Oro. Tal ha sido el dominio de estos dos jugadores que las críticas hacia el sistema de elección y el focalizar un premio individual hacia un nuevo Barça - Real Madrid ha sobrecargado al aficionado y ha restado perspectiva al impacto de esta confrontación entre dos jugadores de leyenda.

Pero ¿alguien se ha parado a pensar en los enormes jugadores que quedaron tapados por Cristiano Ronaldo y Leo Messi? Quizás el romanticismo de este galardón resida y reconocer un año natural fantástico y que, por el motivo que fuera, no tuviera mucha más continuidad. El listado de ganadores está lleno de jugadores que incluso no fueron capaces de dar un rendimiento decisivo más allá de unos pocos meses, pero desde la llegada de Leo y Cristiano, ya ni tan siquiera han tenido la opción de  desmentir o no su nivel. Repasemos quienes se quedaron con el bronce durante los nueve años siguientes:

2008 Fernando Torres (Liverpool FC)

La temporada 2007-2008 fue la del arribo de Torres a Liverpool y, como vulgarmente se dice, 'cayó de pie' en el equipo. Bajo la dirección de Rafa Benítez rápidamente comenzó a amortizar el coste de su fichaje a base de goles (24 en Premier), varios títulos de jugador del mes durante el curso y finalista como Jugador del Año y Joven del Año en la Premier.
Siguiendo con esa inercia brilló en la Eurocopa de 2008 donde consiguió el tanto en la final que llevó a España a ganar el título.

Siguió jugando en Liverpool a un alto nivel hasta 2011, cuando fue fichado por el Chelsea y comenzó una etapa mucho menos efectiva y con lesiones dispares que llegó incluso a cuestionar sus llamadas a la selección. Una cesión al Milan (2014) y su vuelta al Atlético de Madrid (2015), donde parece que colgará las botas, fueron sus pasos siguientes, mejorando su rendimiento en este último, pero lejos de sus mejores días.

2009 Xavi Hernández, 2010 Andrés Iniesta y Xavi Hernández, 2011 Xavi Hernández, 2012 Andrés Iniesta (FC Barcelona)

La Eurocopa de 2008 supuso la explosión definitiva de Xavi Hernández, típico producto de La Masía. Quizás algo tardía pero definitiva para explicar los éxitos de su equipo y su selección en las temporadas siguientes. Uno de los capitanes del equipo que lo ganó todo con un fútbol de ensueño en 2009, perdió peso en los galardones individuales de todo tipo entre lo coral de su equipo y, como no, a la sombra de Leo Messi.

Continuó en el Barcelona hasta 2015 coleccionando más títulos nacionales e internacionales despidiéndose del equipo con un triplete antes de llegar al fútbol qatarí para jugar sus últimos partidos al mismo tiempo que colabora con el fútbol formativo del país.

Andrés Iniesta fue el socio inseparable de Xavi en el Barcelona y en la selección y los escuderos ideales para Leo Messi, paradójicamente a mejor juego de este trío, menos reconocimiento en forma de premios recibían los dos centrocampistas.
Sus primeros meses de 2010 fueron algo irregulares por las lesiones pero la recta final de la temporada y su gran Mundial de 2010 rubricado con el gol en la final que dio el título a España le puso muy cerca de llevarse el Balón de Oro aquel año del mismo modo que en 2012 cuando fue el líder futbolístico de España en la Eurocopa de 2012 donde el equipo de Vicente Del Bosque rayó a gran altura, sobre todo en la final donde machacó a Italia por 4-0. Aquel año la UEFA sí que le concedió el título al jugador del año.

Todavía continua en el Barça donde siguió ganando títulos a todos los niveles pero donde también sus lesiones musculares han sido más frecuentes.

2013 Franck Ribery (FC Bayern)

El primer atacante que cuestionó, algo de lejos, la determinación de Cristiano Ronaldo y Messi. Rápido, técnico, goleador y con una gran visión de juego (23 asistencias aquella temporada) fue el canalizador del juego de ataque bávaro el año en el que lograron el triplete con Jupp Heynckes. Tal era su impacto en el juego que llegó a recibir el premio al jugador del año de la UEFA por delante de los dos jugadores franquicia de Barça y Madrid, también jugador del año en Alemania y varios galardones individuales de menor prestigio que venían a señalar que sí, Ribery fue el mejor jugador de aquel año... entre los humanos.

Después llegó Guardiola al Bayern y cuando todos pensábamos en que él podía ser 'su' falso 9, comenzó un camino de lesiones menores pero que le mantenían mucho tiempo apartado de la competición. La llegada de Lewandowski desplazó a Müller, después llegó Douglas Costa, algún minuto para Götze... junto a unos cambios de sistema en donde el francés no tenía el mismo rendimiento de Balón de Oro que en aquel 2013 sobre todo en el apartado goleador.

Sigue en el Bayern como uno de sus jugadores más carismáticos y líderes del vestuario en un rol, desde luego, más secundario que el de hace un par de temporadas.

2014 Manuel Neuer (FC Bayern)

Quizás el miembro del podio más estimulante de todos ¡un portero!. Así de importante ha sido su aportación al puesto, dándole el paso definitivo para marcar las líneas maestras de lo que debe de ser un portero moderno, completo en las facetas clásicas del puesto y, además, siendo el primer jugador en iniciar el juego de ataque. Aquel año no sólo explotó estas características de la mano de Guardiola, sino que la vio reforzadas en la selección de Löw que se llevó el Mundial en 2014 con un fútbol dinámico y ofensivo en donde el meta era el primer y último eslabón de ese engranaje clásico alemán pero con un juego terriblemente móvil. No en vano, aquel año fue futbolista del año en Alemania y Guante de Oro en el Mundial.

Lleva varios años entre los tres mejores porteros del mundo, aunque será difícil que vuelva a estar en el podio del Balón de Oro si no consigue un año exitoso con su club y con Alemania una vez visto todo su potencial. Pero el mero hecho de llegar a esa altura del Balón de Oro ya puede considerarse un hito más en su carrera.

2015 Neymar (FC Barcelona)

Está destinado por su edad y por el escenario en donde se desenvuelve a tomar el relevo de Messi y Cristiano Ronaldo en este apartado. Técnicamente insuperable y con una concepción ofensiva del fútbol que siempre genera cosas. Hubo dudas sobre cómo encajaría en el ataque del Barça tan supeditado a crear espacios para Messi pero es su mejor socio.
Aquel 2015 ganó cinco de seis títulos en donde su participación en la eliminarais de la Champions fue clave marcando en todos los partidos, tanto de ida como de vuelta, desde cuartos hasta la misma final. De hecho nadie marcó más goles que el en aquella edición de la Champions al igual que en la Copa del Rey

Fue bronce en el Balón de Oro pero sí fue distinguido como mejor jugador sudamericano en la Liga e incluido en varios XI del año de aquel curso.
Continua jugando en el Barcelona.

2016 Antoine Griezmann (Atlético de Madrid)

Líder y estilete de un rocoso Atlético de Madrid que fue finalista de la Champions y de una selección francesa que quedó a las puerta de llevarse la Eurocopa en casa en donde fue mejor jugador y máximo goleador del torneo.
Rápido, listo y con un amplio abanico de recursos para el remate, seguramente el quedarse a las puertas de levantar títulos le restó a la hora de competir con Cristiano Ronaldo (que ganó lo más relevante en 2016 pero si la participación que tuvo Griezmann) y con Leo Messi a pesar de tener la comparativa de disputar el mismo torneo regular, el mismo tipo de fútbol.

Hay quienes aseguran que este 2017 será su último año en el Atletico de Madrid y que pondrá rumbo a la Premier.
Entrada antigua Página principal